No es solo una foto

PUBLICADO POR: Manuel Quispe PUBLICADO EL: 29/04/2015
No es solo una foto

En la foto aparece ella, una niña que no sonríe, solo nos mira con los brazos levantados mientras mantiene los labios apretados. Sí, está asustada al confundir el objetivo de la cámara con un arma. La foto fue tomada en un campo de refugiados en Turquía. La protagonista es una niña siria, se llama Adi Hudea.

Adi no conoce la paz, tiene cuatro años, nació en guerra y en su mirada lleva todo el peso de la misma. A su corta edad ya ha perdido a su padre en un enfrentamiento y se ha visto obligada a recorrer enormes distancias junto a su madre y dos hermanas para salvar su vida.

Esta foto ha recordado a la comunidad internacional que en las guerras, son ellos, niños como Adi los que pagan con su infancia e inocencia lo que los estados y grupos armados llaman cínicamente “daños colaterales”.

De acuerdo con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), los niños representan aproximadamente la mitad de la población mundial de refugiados y necesitan medidas especiales de protección y asistencia debido a su vulnerabilidad; asímismo, están expuestos a todo tipo de violaciones en diferentes regiones del mundo: la trata o el tráfico de menores, violencia física, abuso sexual, ataques militares o armados, utilización en la pornografía, reclutamiento forzoso, detención arbitraria, trabajo forzado, negación de la educación y atención sanitaria y otras violaciones de sus derechos humanos.

Sobre el conflicto en Siria, las cifras son más que alarmantes ya que revela una sociedad internacional paralizada y unos medios de comunicación cada vez más ajenos al conflicto. Según Amnistía Internacional, en estos cinco años de guerra han muerto cerca de 200 000 mil personas, 12 millones de sirios se han visto obligados a dejar su hogar y hay más de 3,9 millones de refugiados de los cuales más de 2 millones son niños. La mayoría de refugiados se encuentran en los estados fronterizos de Turquía, Líbano, Jordania y Egipto.

El Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), menciona que hay más de 5 millones de niños en Siria que se encuentran en una situación desesperada, de los cuales, 2 millones están en regiones donde la ayuda humanitaria es inaccesible y alrededor de 2,6 millones no pueden asistir a clases.

Sin la foto, Adi sería una cifra más, pero ahora que el mundo sabe su nombre y su historia. La pregunta es ¿se hará algo o no?

FOTO: OsmanSağırlı

Comparte este articulo con tus redes sociales: facebook twitter
Manuel Quispe
Estudié Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Barcelona. Los Derechos Humanos y las Relaciones Internacionales son de mi especial interés. Considero que el periodismo es una herramienta fundamental para lograr profundos cambios en la Sociedad. La literatura y las pichanguitas de fin de semana son mis dos grandes pasiones.