Víctor Vich: “los gestores culturales deben gestionar procesos, no solo eventos”

Publicado por: Lucero Zúñiga Montaño Fecha publicado: 28/04/2016 11:00:51
Víctor Vich: “los gestores culturales deben gestionar procesos, no solo eventos”

El pasado 16 de abril se realizó el conversatorio “Desculturizar la cultura. Retos actuales de las políticas culturales” que contó con las reflexiones del destacado intelectual Víctor Vich y la intervención especial de César Ramos, reconocido gestor cultural. Al encuentro, desarrollado en la casa Yuyachkani, asistieron gestores culturales de diferentes experiencias de Lima.

 

En el conversatorio, Víctor Vich, destacado intelectual peruano, señaló que el gestor cultural tiene que conocer y saber definir los principales problemas sociales de la comunidad donde trabaja para así organizar una determinada narrativa con los objetos culturales que abordarán una temática.

 

¿Qué deben gestionar los gestores culturales?

“Lo que debe gestionar el gestor cultural son procesos y no solo eventos. Los eventos deben estar inscritos en procesos mayores”, afirmó Vich.

Víctor Vich reflexionó sobre la falta de formación de los gestores culturales y señaló que muchos trabajan sobre “supuestos” ya que no están en permanente contacto con la diversidad de la producción cultural. El intelectual destacó que el conocimiento de la producción cultural dentro y fuera de una localidad permitirá que un gestor seleccione adecuadamente determinados objetos culturales para generar procesos más integrales y poner en contacto al público con diferentes experiencias.

 

Las identidades en un gestor cultural

Según Víctor Vich, el gestor cultural debe tener la combinación de 4 identidades que ayudarán a cumplir con su rol en la gestión de procesos. Ser etnógrafo, curador, militante y administrador, son las identidades que el intelectual considera ayudarán a los gestores culturales a trabajar procesos a largo plazo sobre la base de los imaginarios sociales.

En palabras de Vich, "la identidad del etnógrafo es la que te dice en qué hay que trabajar y la identidad del curador es la que dice qué seleccionar dentro de un conjunto de objetos culturales" para llevar un mensaje a través de diferentes experiencias. La identidad del militante permitirá mantener el compromiso en la gestión cultural ya que debe generar condiciones para lograr procesos y, finalmente, la identidad del administrador ayudará a que el gestor  disponga eficientemente de sus recursos.

No obstante, el intelectual advirtió que la gestión cultural ha estado enfocada en la administración de eventos y no en la formación política. Vich advirtió que “lo que se viene en los próximo 5 años, con las dos alternativas que tenemos en frente, es otra vez la hegemonía de la tecnocracia”. Esta preocupación hizo que haga un llamado a que la gestión cultural sea más política que administrativa. “Debemos entender a la gestión no como administración sino, literalmente, como lo que se gesta”, reflexionó Vich.

Foto: CNDDHH

Comparte este articulo con tus redes sociales: facebook twitter