Organizaciones de Cultura Viva Comunitaria demandan mejoras y creación de más políticas culturales

Publicado por: Lucero Zuniga Montano Fecha publicado: 04/08/2015 17:11:47
Organizaciones de Cultura Viva Comunitaria demandan mejoras y creación de más políticas culturales

El pasado 30 de julio de 2015 se realizó el conversatorio latinoamericano “Diálogos sobre Cultura Viva Comunitaria, Somos Potencia no Somos Carencia” donde asistieron diferentes organizaciones de Cultura Viva Comunitaria (CVC) de Perú así como de otros países latinoamericanos. En este evento también participaron representantes de Puntos de Cultura, programa impulsado por el Ministerio de Cultura.

 

El conversatorio, llevado a cabo en el marco del “Encuentro Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria” y organizado por Altavoz Cultura Viva Lima, permitió el intercambio de diferentes experiencias de la CVC de Perú y Latinoamérica. Asimismo, en este encuentro se intercambiaron estrategias de acción sobre políticas públicas culturales.

En el 2013, la Municipalidad de Lima publicó la ordenanza Nº 1673 en la cual se instituye como política pública metropolitana la promoción y fortalecimiento de la CVC. En esta ordenanza se define como CVC “al proceso dinámico y permanente en donde las expresiones artísticas y culturales que se generan en la s comunidades locales y la ciudada, a partir de la cotidianeidad, la vivencia de sus territorios y la articulación con organizaciones sociales, aportan al desarrollo y la paz de dichas comunidades”. No obstante, como parte de las experiencias de la CVC está la integración de grupos y plataformas que impulsan las actividades los cuales son reconocidos en el Registro de Organizaciones de Cultura Viva Comunitaria y aliados.

 

Propuesta colombiana sobre gestión de políticas públicas culturales

El aporte colombiano llegó de la mano de Sandra Oquendo, representante de la Plataforma Puente CVC, quien señaló la importancia de asumir un compromiso tanto a nivel organizacional como personal en la incidencia de la CVC. Asumir este compromiso permitirá que tanto la sociedad civil organizada como los ciudadanos independientes estén motivados en participar del planeamiento de las políticas públicas, afirmó la representante de Puente.

Asimismo, Oquendo comentó que la experiencia colombiana de la promoción de la CVC ha tenido un gran aliado en las municipalidades en Medellín ya que han demostrado interés en crear planes de desarrollo municipal con participación ciudadana y con abordaje en el tema cultura.Por otro lado, la representante colombiana de las experiencias en CVC compartió uno de los logros más importantes del movimiento que es la entrega del proyecto del Programa Nacional de Cultura Viva Comunitaria. Este proyecto fue posible ya que “la ministra de Cultura dijo que no entendía qué es la Cultura Viva Comunitaria y nosotros le presentamos un proyecto que lo explique y desarrolle políticas públicas con participación ciudadana”, contó Oquendo.

Esta experiencia permite sugerir que la planeación de políticas culturales tenga en cuenta la realidad de las localidades para que sean realizables y que acoja la voz de todos los ciudadanos, no solo la de los especialistas. En cuanto a las políticas públicas de CVC, Puente recomienda que se busque fortalecer las comunidades y organizaciones culturales, que se contemple la memoria del territorio para que haya coherencia entre las realidades y tiempos de aplicación de proyectos al mismo tiempo que éstos se vinculen a las nociones del “Buen Vivir”.

 

Puntos de Cultura y la necesidad de leyes

Brasil ya cuenta con una ley de CVC desde el 2014 y ese logro es una de las metas trazadas por el resto de países latinoamericanos impulsores de la experiencia en CVC. Antes de la aprobación de esta ley, los brasileños desarrollaron un programa impulsado por el Estado para facilitar el acceso a las actividades culturales y el empoderar a las organizaciones artísticas y culturales. El programa Puntos de Cultura, nombre de esta iniciativa, es ahora un referente en la gestión de las políticas culturales que han adoptado países como Argentina, Ecuador, Bolivia y Perú.

En Perú, el programa Puntos de Cultura inició el proceso de articulación de las organizaciones culturales en febrero de 2011. En su página web se especifica que un Punto de Cultura “es toda organización, asociación, cooperativa, colectivo o agrupación cultural sin fines de lucro de la sociedad civil que se encuentre registrada y reconocida por el Ministerio de Cultura” que desarrolle y/o promueva iniciativas de CVC a través del arte y la cultura para construir una “sociedad más justa, pacífica, solidaria, inclusiva y democrática que reconozca y valore su diversidad, memoria y potencial creativo”.

 Estefanía Lay, representante del área de Gestión de Puntos de Cultura del Ministerio de Cultura, señaló la importancia de la participación de los servidores públicos en los eventos organizados por las plataformas de CVC para dialogar y construir políticas públicas creativas. Además, Lay dio a conocer que hasta la fecha hay 218 organizaciones inscritas en el registro de Puntos de Cultura y se han cogestionado 36 proyectos.

Por otro lado, la funcionaria indicó que “es necesario involucrar a la ciudadanía en la participación de las experiencias de la CVC ya que permite que sea conocedor y partícipe de las diferentes manifestaciones culturales del país”. Además, Lay reflexionó sobre la necesidad del trabajo con otros sectores del Estado a cargo de la salud, educación y seguridad; al respecto, Lay compartió la experiencia de trabajar el tema de seguridad y cultura en la inserción social de los ciudadanos presos cuando el actual Ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, era presidente del Instituto Nacional Penitenciario. “No es lo mismo gestionar una empresa que una experiencia cultural”, afirmó la funcionaria.

 

Articular redes

 Guillermo Valdizán, representante de Altavoz Cultura Viva Lima, señaló que “el trabajo ensimismado no permite que se amplíe el eco del trabajo en CVC” y por ello uno de los grandes retos es lograr articular a las organizaciones. De ese modo, Valdizán llamó la atención sobre la necesidad de construir y consolidar organizaciones y plataformas de CVC para mejorar la capacidad de trabajo no solo con el Estado sino también con las organizaciones que tienen otras agendas.

Por otro lado, Valdizán criticó que se retrocedan los avances en políticas culturales metropolitanas debido al cambio de gestión municipal en Lima. “Estamos en un escenario político adverso porque se le da prioridad al ‘eventismo’ antes que apostar por la CVC”, manifestó el representante de Altavoz.

Cabe recordar que en abril de 2015, la Gerente de Cultura de la Municipalidad de Lima, Mónica Aurich, negó su participación en un balance sobre políticas culturales a 100 días de la nueva gestión edil que fue convocado por la Plataforma Cultura Viva Comunitaria. Este rechazo generó más críticas hacia la Municipalidad de Lima que también realizó el borrado de una serie de murales que se hicieron con aval de la gestión anterior. En relación a las negativas acciones de la municipalid, Guillermo Valdizán alentó a “no tener miedo a la palabra ‘política’” en relación a participación y demanda de más y mejores políticas culturales.

 

Foto: Altavoz Cultura Viva Lima

Comparte este articulo con tus redes sociales: facebook twitter